La Leyenda del Hilo Rojo y el Vínculo

el hilo rojo

·
Una antigua leyenda china cuenta que existe un anciano que habita en la 
luna y que sale cada noche para buscar entre todas las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra. Cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan. El hilo puede tensarse o enredase, pero nunca podrá romperse. A veces puede estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

La reflexión de hoy gira entorno al Vínculo y ¡cómo no! a nuestra madeja.

Observo cómo muchos de los pacientes/clientes que llegan a la consulta en busca de un proceso de terapia y/o crecimiento personal, lo hacen por motivos relacionados con un conflicto o  malestar derivado de sus vínculos. Me explico, de la manera que tienen de relacionarse con el otro/a, ya sean relaciones familiares, laborales, sociales…, ya sean estas más o menos superficiales o íntimas. Y aquí abro algunas preguntas al lector:
¿Te relacionas desde la dependencia, la sumisión, la carencia, la independencia, el anhelo?, ¿estás satisfecho con tus relaciones?, ¿te sientes nutrido/a en tus vínculos?, ¿puedes dar y recibir?.
Entender nuestros patrones a la hora de vincularnos es comprender cómo me pongo en-contacto con el otro/a. Y esto nos lleva a re-conocer los primeros vínculos que tuvimos: nuestros cuidadores, nuestros padres.

La Teoría del Apego explica, a mi modo de ver, con acierto, cómo se desarrolla el vínculo y cómo este determinará nuestro patrón relacional como adultos.

En un proceso de terapia trabajo con el tema del vínculo, con lo que trae el paciente, pero también con el vínculo que se establece entre el paciente y yo (terapeuta). Un proceso terapéutico puede sanar, sólo, si lo hacemos en compañía, “estando en vínculo”, y para que este vínculo afectivo sea reparador, el terapeuta tiene que garantizar un clima de confianza, seguridad y autenticidad personal.

Con más o menos facilidad, la madeja con la que llegamos a la consulta, nos lleva a tirar del hilo para desenmarañar, dar claridad y aliviar el malestar.

Tal y como relata la Leyenda del Hilo Rojo estamos unidos con un hilo rojo, El hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse. A veces puede estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

Seguiré hablando del vínculo y espero poder ir creándolo con vosotros/as. Esto requiere tiempo. Lo sé. Soy paciente.

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “La Leyenda del Hilo Rojo y el Vínculo

  1. Monica d

    HHola ngeles: deseo ests bien. Me parece interesante lo que escribes sobre los vnculos. Me gustara preguntarte si conoces la Escuela espaola de terapia transpersonal, de El Escorial, en Madrid y tienes referencias sobre la formacin en Picoterapia Trenspersonal que ofrecen. La informacin que me han ofrecido no es muy objetiva y transparente; da que pensar sobre el carcter cerrado de a organizacin. Gracias. Mnica.

    Date: Thu, 10 Oct 2013 16:16:12 +0000 To: momarva2002@hotmail.com

    Me gusta

  2. Ángeles Córdoba Murcia

    Hola Mónica, me alegra leerte!
    No conozco la Escuela que mencionas. La Psicoterapia Transpersonal no la conozco de primera mano, en cambio me siento, cómo decirlo, muy cercana a ella. No te puedo ayudar dándote mi opinión al respecto. Tampoco yo sería objetiva!. En todo caso, me parece interesante tu intuición. Síguela!!
    Un fuerte abrazo,
    Ángeles

    Me gusta

  3. mar

    Hola Ángeles, a la espera de recibir nuevas entradas sobre el tema, tal y como nos anunciaste en tu última entrada, aprovecho para compartir contigo esta breve reflexión. A lo largo de este año he experimentado una transformación importante que se traduce en el desapego y el reconocimiento de los patrones que utilizo para vincularme al otro. Al reconocerlos puedo decidir continuar usándolos o no, de una manera espontánea y fluida. Y cuando, aún reconociéndolos, me cuesta desapegarme de los que son obsoletos y perjudiciales para mí, es porque lo vivo como una renuncia y salto al vacío desde la cabeza. Bueno, de todo esto podríamos seguir hablando mucho, pero lo que quería añadir hoy va sobre el vínculo. En mi caso, siendo el vínculo con el otro algo fundamental, también me lo parece el vínculo conmigo misma. Creo que, de hecho, avanzan a la par, y gracias a esa simultaneidad se fortalecen y empoderan las relaciones del Yo con el Yo, del Yo con el Otro, y del Otro con el Yo. Y sólo así cobra sentido eso que mi hermana Sara me ha mostrado y que es caminar del Yo al NOS. Gracias por el espacio de escritura y tus entradas.

    Me gusta

    • Ángeles Córdoba Murcia

      Hola Mar,
      Gracias por compartir aquí tus reflexiones tan personales y vividas.
      Me gusta mucho cómo has expresado esa red a la hora de crear vínculo entre el YO, el Otro y el Nosotros. Del YO CONMIGO, puedo transitar al OTRO y de ahí conectar con el NOS. Llegar allí requiere Conciencia y Valor porque como bien dices el vínculo parte de cómo relación yo conmigo misma: cómo me cuido, cómo me respeto, cómo me abrazo, cómo me perdono, cómo me expreso, cómo me permito, cómo me Amo.
      Espero que puedas seguir explorando con esa transformación tan vital y auténtica.
      Te deseo mucha conexión con tu esencia. Desde ahí, llega el Otr@.

      Me gusta

  4. Pingback: La Sangre | Psicoterapia y Crecimiento personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s